domingo, 27 de julio de 2008

Animándome


Me adoptó sin quererlo, pues era yo quien lo deseaba. Toda la vida pugnando por tener un animal en mi casa materna y la negativa ante todo. Que los muebles, que las plantas, que el cuidado, el para qué.
Había quebrado ese compromiso dos veces y las dos con idéntico final. Probé con un ovejero belga que no llegó al mes de estadía, porque fue separado muy pronto de su madre y no resistió el desapego. Años después introduje en la clandestinidad un setter irlandés (siempre extranjeros ellos) que tenía todas las de ganar, así tuviera que emigrar de mi casa para estar a su lado. Pero una enfermedad de nacimiento le imposibilitó desarrollarse a la par de sus hermanos. Hice todo a mi alcance, involucrando en su cuidado a mi familia postiza de entonces ya que ellos tenían otro de su lechigada y adoración por los animales.
Mi perro iba quedando diminuto al lado del otro, pero tenía un coraje y un temple que me obligaban a intentar revertir el destino. Los veterinarios ya me habían dicho desde el principio que era una quimera. Mi corazón al ver sus ojos, bombeaba esperanzas donde no las había. Operaciones, análisis, internaciones...hasta compré una cuna de bebé para que su hermano no le arranque la sonda que tenía en el estómago y por la cual se alimentaba inútilmente, ya que al rato vomitaba lo ingerido.
En sus últimas, era pelo y huesos. Sus húmedas pupilas imploraban clemencia, que bajara los brazos. Dormí abrazado a mi cachorro esa noche, derramando ríos contenidos por diques soñadores. Al día siguiente, no quise acompañarlo a que encuentre la ansiada paz.
A partir de allí, comprendí en parte la negativa de mamá. No sólo eran los muebles, el parquet encerado o las plantas. Era la posibilidad de que las cosas no salieran tan bien y la certeza del dolor posterior.
Al emanciparme sentí renacer ese deseo nuevamente. Y apareció la posibilidad de tener a Cleopatra, una siamesa de 45 días que patinaba por la cerámica de la casa en que nació. No dudé en tomarla para mí. Egoísta? Masoquista? Ninguna de las dos...creo que todos tenemos necesidad de dar y no pedir a cambio. Y que luego del dolor creemos que vendrá algo reparador. Ya había visitado ambos. Y si bien Cleo se convitió a los pocos días en Teo (debido a esa oscura mancha en el bajo vientre que se agrandó con el correr de los días) sigo refugiándome en el calor de su pelo, en sus ásperos lenguetazos y sus estudiados mordiscos. Esperando llegar para alzarlo y llenarlo de besos, acomodarme en la cama esperando que arañe una vez más el sommier y trepe para continuar su eterna siesta entre mis piernas.
Un animal que anima a otro...
.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Que mas le puedo decir ante estas hermosas palabras, que que le mando un razguño de alegria, una lamida de cariño y un ronroneo de amistad.
Verdaderamente emocionante para los que compartimos sentimientos parecidos ante estos seres indefensos, puros y leales. No hay nada mas placentero que llegar a casa despues de un largo dia, y recibir esas demostraciones de alegria a pesar de nuestro humor que son naturales y sin exigencias.
No creo poder agregar nada mas, sus palabras lo dicen todo, y desnudan lo que su cuerpo esconde.
Gracias nuevamente por compartirlas con todos nosotros.
Besos animales.
NSC

Anónimo dijo...

Demasiado lindo, antes de leer esto estaba mirando a mi sexy bola de pelos que no deja de dormir sobre la ropa que esta en mi cama, asi que imagina, casi lloro. Hermosas palabras las que usas.

Hasta la proxima.

adrian dijo...

hernan....cuanto mas conozco a la gente mas quiero a mis animales!!!..ellos no te fallan nunca...son amigos de fierro!!!jaja.la cola parece que se le salen de contentos cuando llegas a tu casa...siempre llegue a tener hasta 4 o 5 perros en la casa de mi vieja...hoy dia en mi casa tengo 3 perras,tortuga,canario y hasta llegue a tener 3 teros...y los gatos de los vecinos estaban enamorados de ellos..no dejaban de mirarlos jajaja---bueee te manda saludos el tortugo dartagñan,el canario loco,muchos ladridos de lola,la monita.......y...PAMPA ..LA TERRIBLEE..jaja..cuando quieras te la presto...!!!!!!adrian-eva-gonzalo

Miriam dijo...

Hermoso Teo!! conincido contigo y lo sabes, en el amor hacia los animales. Ellos nos dán amor como ningún humano puede... es así...
Besos

Marto. dijo...

"Derramando ríos contenidos por diques soñadores"...


Que buena esa frase


Un animal para otro... Y qué animal!!!

anita dijo...

Que hermoso animalito (L)

me llegó tu blog al mail y me dediqué a leerte...me encantó!

Hace mucho que no veo a Pampa, estoy con ganas de ir proximamente, y tal vez reecontrarme con gente que hace mucho no veo

Felicitaciones por este espacio, muy bien utilizado en esta época de ciberboludeces, esta bueno encontrar almas q se expresan con sinceridad y por sobre todo calidad!!

Abrazos!

Anita (ex alumna de Floppy, tu ex compañera de canto, remember? jajaj)

meliShé dijo...

Casi me hacés llorar.. Recordé cuando a mi perra le pasó algo similar, haciéndole mil estudios y nunca una respuesta.. y el día que se fue, dormí con ella..

Pero después me alegré.. Porque yo también tengo una gata siamesa.. Y la amo.. Duerme conmigo casi todas las noches.. Y me da besos y también me muerde jugando..



Es increíble lo que logra un animal..




"creo que todos tenemos necesidad de dar y no pedir a cambio. Y que luego del dolor creemos que vendrá algo reparador"

Muy cierto eso.. Te aplaudo, como lo hago siempre :)