miércoles, 12 de noviembre de 2008

Asolado al sol


El agua caía vehemente sobre mi cabeza. Necesitaba una ducha reparadora después del trajín al que el cuerpo fue sometido. El agobiante noviembre parece dispuesto a borrar cualquier vestigio del invierno que, ahora, se siente lejano.
Agradezco igual los implacables rayos que llueven al dar las doce treinta, momento en el cual me zambullo en ellos para despejar la mente y encontrar reparo en algún texto.
Observar el entorno me ayuda otro tanto a hacerlo. Parejas que se besan en anonimato buscado al reparo de un viejo árbol, dos obreros que se refugian en una Quilmes helada, un nene en triciclo llevado de la mano por su abuela...todas son imágenes que me hacen ir y venir del libro. Ficción y realidad en un mismo momento.
Recuerdos de amores, amigos, mi infancia. Cada imágen tiene su correlato en algo pasado. Y sé que soy un nostálgico empecinado.
Podría ver en esos seres otra situación si no fuera de esta forma. Alguien que vive el hoy conviviendo con sus Polaroid atesoradas en alguna parte del cerebelo.
Retomo el libro una vez que dejo de pensar en ello. Al instante, se me ocurren un par de líneas para una canción. Tanteo los exagerados bolsillos del pantalón cargo que llevo puesto, hasta que encuentro una birome.
Una vez que la empuño y dejo que mi mano transforme esa idea etérea en un trazo entendible, me disperso al ver un compañero de trabajo entrando a buscar un sandwich en el kiosko de enfrente.
Al saludarlo, ese texto virtual se evapora para negarse a regresar. Apelo a lo último que me acuerdo de él: las palabras negado y legado...de poco me sirven ahora puesto que lo olvidado radica en el nexo que había creado entre ambas.
Guardo fastidiado la birome y, mientras continúo con el texto de Galeano, intento evocarlo en vano. Será pérdida parcial de la memoria o amnesia selectiva?
Para el caso da lo mismo. Serán palabras que encontrarán otro nexo en la próxima estación...Y cuando bajen serán recibidas con júbilo ya que estuve añorándolas...una rareza en mí.

5 comentarios:

Marcelo dijo...

no te preocupes, que ya están. Sólo tienen que aparecer de nuevo. Es como la marea.
Un abrazo

Flor dijo...

van y vienen.
Juegan un rato a la escondida para volver al cantito de pica para todos mis compas.


En fin, lo veo el sabado por fin!!!.
Lo quiero mucho :).

bote el frances dijo...

hernan me encantan tus textos, me das ganas de escribir de vuelta gracias.

1 abrazo

adrian dijo...

hernan.....sos un fenomeno,porque lo dificil lo haces entender muy facil...no dejes el blog!!......segui asi x que estoy seguro q cuando menos lo esperas te va a llegar lo mejor!!!!!!!!!adrian-eva-gonzalo y pampa la terrible...mente tranquila x ahora..jajaja

Flá dijo...

hola hernan!
pasando a alimentar tu ego!
jajajaja

beso enorme y buen finde!
no me extrañes!
:)

t qiero!