jueves, 12 de noviembre de 2009

Round eterno


Hace días que algo atenta contra mí. Soy yo una vez más. Saboteando de a poco, y con el mayor de los sigilos, toda esperanza de superación. Arquitecto ciego de un destino sordo que no sabe de otra cosa más que repetirse incesantemente. Coartando el bálsamo de esperanza que pudiera aflorar de la sequía, eliminando todo vestigio de verde que quedara de la nada. Eligiendo no elegir.

Atravesando también el dolor físicamente, un masoquista enredado en los hilos de la marioneta que se encargó de cincelar y vestir. Testigo mudo del debate interno que se produce de tanto en tanto, donde siempre vence por puntos el mismo sujeto. Qué le queda al que quiere asomar la cabeza y demostrar de qué está hecho? Sólo la resignación de ver cómo se arreglan los resultados que lo confinan a continuar entrenando en las sombras, cada vez más duramente.

Un campeón sin corona, sin alientos, que suele quedarse sin banquito sobre el ring. Alguien al que el tiempo, ser inclaudicable, lleva a otro round para ser vapuleado nuevamente hasta quedar extenuado en la lona implorando que se arroje la toalla.

Imaginando en ese trance un mejor pasar, donde sea él quien elija al combatiente y no estar confinado a ser el partenaire de cualquier desquiciado que detente el poder.

Poder económico, poder mental, poder físico...siento que revuelvo el basural para ver qué me han dejado de ellos. Y las sobras, a esta altura de los hechos, no abastan para seguir adelante. Tiene que haber algo superador...

Intento encontrarlo de vez en cuando, sobre todo si las circunstancias se vuelven irremontables.
Pero la búsqueda dura menos que el padecimiento. He allí parte del porqué me devuelve esta imágen el impiadoso espejo. Si pusiera el mismo énfasis para hallar la claridad, no estaría sumergido en el ocaso.
Tengo una cuenta pendiente con este tipo...

4 comentarios:

Marya dijo...

¿Ese boxeador ganaría o perdería, en el caso de dejar eso de ser un ringa para tomar forma de camino de azúcar?

not expectations dijo...

"Tenia una meta, pero esa meta perdìo fuerza y hoy se convirtìo en DUDA...",afirmaba y sigo afirmando, aunque ahora voy tomando posicìon en el campo de batalla, frecuentemente el humano debe lidiar con sus fantasmas y esas son las peleas màs duras que uno debe atravezar.. pero para eso estamos,para pelear hasta el ùltimo round.


suerte en el viaje hernan :)

PeZ! dijo...

Empáticamente comprendo, supongo.

La combinación está en la llave que deforma la cerradura. De round eterno, de giros en falso, transforma la vida en una superficie que se deja esculpir. Horadar el malestar y usufrutarle la alegría que reviste.

Muy buen blog, seguiré por estos pagos, recorriéndolo.

Saludos

Anónimo dijo...

Es sólo una decisión...tan fácil y tan dificil...es sólo comprometerse...es sólo un acto de voluntad...es sólo tirarse al vacio...confiar...
Beso
Boni