domingo, 17 de agosto de 2008

A fondo


El esfuerzo doblegaba y podría haberla hecho caer de bruces alguna vez, mirando luego al cielo y maldiciendo al de arriba. Como si fuera el responsable de tantas penurias, de tanta obstinación. De esa resignación que venía pidiendo permiso susurrando desde atrás...

Sin embargo, continuó el embate tomando fuerzas prestadas de alientos ajenos, robando ánimo de miradas que sólo comprendían lo titánico de la empresa emprendida. Tanta preparación puesta, tantos años quitándole tiempo a tantas cosas para esos mágicos segundos en que todo se resolvería de una manera inefable. A suerte y verdad.

La fibra tensa como la psiquis, atravesando juntas el terreno. Cúantas veces se desencontraron antes? Ahora debían ir cual siamesas porque era momento de definiciones. Enfocando tércamente hacia adelante, sintiendo llover las propias gotas, ahogándose en el salitre del sudor...en pos de vencer más que nada a una misma. Porque sentía que el resto era de palo, el desafío lo había circunscripto a ese mínimo reducto. Su ser.

Dobló una vez más, sabiendo que estaría cada vez más cerca del fin, pensando solamente que restaba menos que al principio, cuando dió las primeras pisadas. Divisó la mole a lo lejos y las lágrimas no afloraron aunque se amontonaban tras las pupilas, pesadas y firmes. Recordaba a su madre, quien había fallecido sin poder verla convertida en lo que ahora representaba. En su hija la cual ya daba sus primeros indicios de ser una probable sucesora. En su pareja y motor de este desafío. En la lejana aldea de Rumania que la vió nacer...

Se acercaba a destino y "El Nido", como así lo habían bautizado, la recibía exultante. Y cuando muchas ya habían dejado vencerse, sintiendo que a esa edad todo sería absolutamente estéril, Constantina Tomescu a los 38 años, se convertía en la ganadora más veterana en la historia de los Juegos Olímpicos. Demostrando una vez más que no hay edad ni tiempo para alcanzar lo que deseamos. Todo es cuestión de sacrificio, temple... y ganas de llegar a la meta.

10 comentarios:

meliShé dijo...

Así como me dijste "ya actualicé" vine a leer :)

"no hay edad ni tiempo para alcanzar lo que deseamos. Todo es cuestión de sacrificio, temple... y ganas de llegar a la meta"

que cierta esa frase.!

te quiero mucho! :)

Lukitas dijo...

100% temas d actualidad? jaja
muy bueno hernan
nos vemos..
abrazooo

Miriam dijo...

Hernan, este ejemplo yo lo siento muy cercano. No puedo compararme ni llegar a sus talones, pero siento lo mismo... Jamás pensé que a la edad que tengo (que es bastante más que esta valerosa mujer)algo de lo que siempre soñé se pueda llegar a concretar.
Gracias por tu comentario en mi blog.
Vamos a lo del premio: cliqueas con el boton derecho del mousse y pones, guardar como, lo guardas en tu compu donde quieras y luego lo pones en el blog donde quieras. En una entrada o en la columna derecha entrando en personalizar y poniéndolo como imagen.
Si no podés llamame que te explico.
Besos

Lore dijo...

vaya hernán, que sepas que ocupaste gratamente con tu blog parte de mi primera mañana de trabajo: recién hoy me incorporé (con poquísimas ganas) después de mi mes de vacaciones, y siguiendo el ritmo de mi mente y de mi cuerpo en las últimas semanas, decidí trabajar lo poco y seguir un poco más en este estado de relax ... y eso, que llegué a ti a través de miriam y me alegro: está bueno lo que escribes...
te seguiré leyendo!
lore

Flor dijo...

Que gran ejemplo!.

Bien, sera hora de sacrificarse, eliminar el espiritu de derrotismo y la negatividad porque ganas de llegar a la meta sobran.


En fin, lo quiero señor.
Yo sinceramente no se porque pero siempre que me meto en este blog y actualizaste leo lo que escribiste y de algun modo siento un consejo de tu parte.. es como que eso que escribis justo, justito es lo que necesito. (no se si se entendio, soy mala para expresarme)
GRACIAS.

Miriam dijo...

Una amiga blogera me entregó un premio y yo tengo que otorgarlo a mi vez. Ya que pones uno pone dos, que te parece?. Quiero que te lleves el premio "Joyas del alma" que me entregó Gata de angora en su blog, Maullando a la luna.
Besos y entrá a su blog si querés reirte un poco.

Anónimo dijo...

Bellas palabras como siempre...
El esfuerzo hace que disfrutemos más de llegar a la meta, aunque cueste, aunque duela...que bueno tener metas...
Nunca te olvides de la fuerza que tenés y de que las metas siempre se cumplen si ponemos el corazón en conseguirlas...
Te admiro, sabelo...
Sol

Masi - Style dijo...

Mirá como aparecés gatito

Masi - Style dijo...

por cierto
entrá al de "Masi el idiota"
por que tengo como 14 blogs
si, mi pasado nerd, objeciones?

cronopia~ dijo...

Todo es cuestión de sacrificio, temple.
exacto.
beso enorme her! nos vemos el viernes (: